Menú Cerrar

José Bordas, el máximo responsable del control técnico de los motores de la F1 Powerboat, explicó como es su trabajo dentro de la categoría y como son las labores que se desarrollan en cada competencia.

¿Qué motores posee actualmente la F1 Powerboat?

– Los motores de hoy de la F1 Powerboat son Mercury de dos tiempos con 2.5 litros de cilindrada con inyección electrónica de combustible que erogan 200 hp de potencia.

¿En qué puntos pueden trabajar los equipos para mejorar la performance?

– El motor se debe mantener standard salvo las flapperas (válvulas de admisión), donde se puede reemplazar su material. Las originales, que son metálicas, por otras de fibra de carbono. Esto se hace más por una cuestión de seguridad y protección del motor que por mejorar su rendimiento. La posición del montaje del motor es libre pudiendo cambiar su altura de acuerdo a la particular puesta a punto del equipo para cada piloto y para cada circuito, sean embalses o ríos. Respecto a los cascos deben mantener los parámetros establecidos por la categoría.

¿Cómo trabaja la Comisión Técnica de la F1 Powerboat en cada carrera?

– La Comisión Técnica trabaja básicamente en controlar la igualdad de los cascos, sortear las hélices y las centrales de comando de la inyección de los motores, se controlan los programas internos de dichas centrales electrónicas, denominadas ECM (Electronic Control Module). También verifican la originalidad de los blocks de los motores y su relación de transmisión, para que no se hagan cambios en los engranajes de los mismas por otra relación. En cualquier momento, antes o después de las carreras, se controla el peso de las embarcaciones completas.

¿Cómo fue evolucionando la técnica de los motores F1 Powerboat desde sus inicios?

– La F1 Powerboat comenzó a funcionar en 2003 con motores Mercury de dos tiempos de 2.0 litros de cilindrada carburados de 150 HP de potencia con preparación similar a los motores de la categoría offshore que se utilizaban en el misma época. Luego se reemplazaron por motores Mercury de 2.5 litros de cilindrada carburados de 200 HP de potencia con la misma reglamentación de preparación mencionada anteriormente hasta la última gran inversión realizada mediante un acuerdo con la representación de Mercury en Argentina, que generó el enorme cambio a los nuevos motores que se utilizan en la actualidad.